Quantcast
The Sports Daily > Phins Phocus
A una prueba de fuego.

 

MIAMI GARDENS, FL - OCTOBER 16:  Jay Ajayi #23 of the Miami Dolphins celebrates a touchdown during a game against the Pittsburgh Steelers on October 16, 2016 in Miami Gardens, Florida.  (Photo by Mike Ehrmann/Getty Images)
MIAMI GARDENS, FL – OCTOBER 16: Jay Ajayi #23 of the Miami Dolphins celebrates a touchdown during a game against the Pittsburgh Steelers on October 16, 2016 in Miami Gardens, Florida. (Photo by Mike Ehrmann/Getty Images)

 

 

Los Dolphins de Miami enfrentan esta tarde en la carretera una dura prueba. Los Rams de Los Ángeles aunque con record de cuatro ganados y cinco derrotas, trataran de detener la bujía de los Dolphins, su corredor (RB) Jay Ajayi. El problema de los Dolphins estriba en que por primera vez desde que comenzó su racha de victorias estarán sin dos piezas claves de su línea ofensiva: Mike Pouncey, quien volvió a lastimarse la cadera que lo mantuvo fuera del comienzo de la temporada, y Brandon Albert quien sufrió una lesión en su muñeca derecha. Estos dos jugadores son responsables de haber ayudado a cambiar el rumbo de la temporada, defendiendo a Ryan Tannehill, el mariscal de campo (QB) Dolphin, y abriendo los espacios para que Ajayi produzca en la carrera. Pouncey será sustituido por Anthony Steen, quien ya le sustituyo aceptablemente al comienzo de temporada, mientras Laremy Tunsil se moverá a tacle izquierdo y Kraig Urbik será el guardia izquierdo. Contra una defensa de los Rams que está en la posición número 10 de la NFL con 19.2 puntos permitidos por juego. Steen tendrá las manos llenas con Aaron Donald, el tacle defensivo de los Rams.

En el lado defensivo del balón los Dolphins han hecho un trabajo muy bueno deteniendo la carrera de los contrarios. Hoy esa debe ser la clave, detener a Todd Gurley para obligar al mariscal de campo novato Jared Goff a enfrentar la presión de la línea defensiva Dolphin, comandada por Ndamukong Suh y Cameron Wake quienes lucen mejor y más productivos con cada juego que pasa. Estos dos jugadores han estado haciendo añicos las líneas ofensivas contrarias en los momentos claves del juego. Goff enfrentara en su primer partido como abridor una línea defensiva que sabe poner presión y que tratara  por todos los medios hacerle cometer errores.

Una fase del juego que los Dolphins han estado luciendo mal es las penalidades, especialmente en momentos claves del juego. La pasada semana ante los Chargers de San Diego cometieron 9 de sus penales para conceder 1ras oportunidades a la ofensiva contraria. Para tener opciones al triunfo, los Dolphins deben minimizar las penalidades, ya que han estado regalando a las ofensivas contrarias más de 85 yardas por juego.

Esta tarde los Dolphins deberán demostrar que son realmente un equipo a considerar en la postemporada. Que son capaces de sobreponerse a las lesiones haciendo los ajustes necesarios para seguir siendo ganadores. Hoy será una prueba de fuego para Gase y sus Dolphins.