Quantcast
The Sports Daily > Phins Phocus
Dos años después en la misma posición.

Hace dos temporadas los Dolphins de Miami se encontraban en la misma posición que para el juego de hoy. Debían ganar uno de sus restantes dos juegos para clasificar a la postemporada, fueron derrotados en las dos ocasiones, uno de esos juegos fue contra el adversario de turno, los Bills de Búfalo. El juego de hoy vuelve a desfavorecer por segunda semana consecutiva a unos diezmados Dolphins. Desde el comienzo de la temporada las lesiones han estado siendo un factor determinante en el desempeño de los Dolphins. En el único momento en que el equipo estuvo completo los Dolphins Ganaron cinco juegos de forma seguida y de forma convincente. Esto sustenta la teoría de que sin lesiones, quizás en este momento ya hubiesen asegurado su pase a la postemporada. Pero esta es la NFL y debes estar preparado para tener un equipo listo cada semana, no importa a quien enfrentes, ya que cada equipo puede derrotar a cualquiera sin importar el record que tenga.

Vayamos al juego de hoy donde los Dolphins viajan a visitar al inhóspito estadio de Búfalo a jugar en una temperatura a la que no están acostumbrados en Miami y que podría estar cerca de los cero grados. Quizás el haber enfrentado a los Jets de Nueva York en frio intenso la pasada semana les haya ayudado a aclimatarse para tolerar el frio de hoy. Una vez más los Dolphins estarán sin su mariscal de campo (QB) Ryan Tannehill  y su centro abridor Mike Pouncey. Para sustituirle estarán Matt Moore y Kraig Urbik, quienes tendrán que demostrar que su juego frente a los Jets no fue pura casualidad. Urbik tendrá las manos llenas con Marcell Dareus quien en el primer encuentro entre ambos equipos no participo. Moore necesitara de la ayuda de Urbik para tratar de establecer su juego desde que el partido comience. Los Dolphins han permitido 96 puntos en el primer cuarto y solo han logrado producir 34 puntos. Este factor es clave para el juego de hoy, donde los Bills trataran de imponer su juego de la carrera  desde el mismo primer cuarto. La conversión de terceros intentos será un dolor de cabeza para los Bills, ya que Jarvis Landry se encuentra entre los mejores de la liga convirtiendo estos intentos, esta será otra parte clave para los Dolphins alzarse con la victoria. El corredor de los Dolphins Jay Ajayi deberá recuperar su ritmo para ayudar a Moore a poder establecer su juego, ya que los Bills son los número uno en la NFL en la defensa cuando atacan el juego aéreo poniendo presión al mariscal de campo con toda clase de bombardeos (blitz). Del lado defensivo del balón, los Dolphins en los últimos siete juegos han sido dominantes y han provocado 19 pérdidas de balón en estos juegos de su total de 25 en la temporada. Parte de esto provocado por el bombardeo (blitz) y la presión constante que ponen desde la línea defensiva Cameron Wake y Ndamukong Suh. De hecho Wake podría ser determinante en el  juego, ya que en el primer juego entre ambos equipos domino fácilmente a Jordan Mills. Ademas de que los Dolphins vendrán a obligar a salir al mariscal de campo (QB) de los Bills Tyrod Taylor de su zona de confort para contrarrestar el juego de la carrera de LeSean McCoy. En los equipos especiales los Dolphins también han sido dominantes en los últimos partidos y han bloqueado varios goles de campo y entregas, produciendo puntos determinantes en estos partidos.

Sera un juego interesante, los Dolphins no ganan en Búfalo desde el 2011. En poco más de una hora estarán en la misma posición que hace dos años. ¿Lograran la remontada? Los Dolphins controlan su propio destino. Un juego difícil, pero no imposible de ganar.

ORCHARD PARK, NY - NOVEMBER 08:  Karlos Williams #29 of the Buffalo Bills runs the ball against the Miami Dolphins during the second half at Ralph Wilson Stadium on November 8, 2015 in Orchard Park, New York.  (Photo by Brett Carlsen/Getty Images)
(Photo by Brett Carlsen/Getty Images)